Los 100 mejores juegos arcade de la historia

by iat20
mejores juegos arcade

En IAT solemos hablar acerca de innovaciones de presente y futuro. Sin embargo, también tenemos nuestro lado nostálgico. Sin duda buena parte de culpa de nuestro gusto por las nuevas tecnologías lo tienen las horas que pasamos en nuestra infancia en los salones recreativos. En el mundo actual, donde casi todo el mundo tiene un ordenador o videoconsola en su casa y acceso a cualquier videojuego, las salas arcade suenan a obsoleto. Sin embargo, hace años era la única manera que algunos teníamos de disfrutar de nuestros juegos preferidos. En honor a todas las monedas que gastamos en partidas, en este artículo te hablamos de los que son, para nosotros, los mejores juegos arcade de la historia

Top 100 mejores arcades de la historia

Si fuiste una de las muchas personas que pasó buena parte de su infancia en las salas de juegos, este artículo es para ti. En esta lista veremos algunos de los mejores arcades de la historia. Hemos decidido ordenarlos por fecha, ya que se nos antoja imposible hacerlo de mejor a peor. Todos ellos marcaron un antes y un después y fueron los culpables de que gastáramos nuestra paga semanal mucho antes de lo que nos hubiera gustado.

*Al final de la descripción de cada título encontrarás un enlace a un gameplay en Youtube.

Mejores juegos arcade de los 70

Los años 70 supusieron el canto del cisne de los videojuegos y la aparición de las primeras máquinas recreativas. Eran juegos muy simples y con una tecnología que hoy podríamos considerar prehistórica. Sin embargo, fueron el germen de lo que vendría en años posteriores. A continuación vemos algunas de las mejores recreativas de los años 70.

1. Gun Fight (1975)

Un juego de disparos unidireccional ambientado en el lejano oeste, en el que debíamos debatirnos en duelos como auténticos pistoleros. Gráficos primitivos y solo dos colores en pantalla. Suficiente en aquellos tiempos. Diseñado por Tomoshiro Nishikado y distribuido por Taito en Japón y Europa y por Midway en EE.UU.

2. Night Driver (1976)

Sí, una imagen negra con una especie de balizas blancas a los laterales que hacían las veces de carretera, era la idea que se tenía en la década de los 70 de un juego de coches. La tecnología no daba para más, pero siempre hay que empezar por algo, ¿no?

3. Breakout (1976)

Un juego desarrollado por Atari que nació influenciado por el famoso Pong y que supuso el germen del futuro Arkanoid. El prototipo fue diseñado por Steve Jobs y Sreve Wozniack, fundadores de Apple.

4. Space Invaders (1978)

Una nave que se movía en horizontal, y unos enemigos que bajaban poco a poco desde el fondo de la pantalla. Eso era todo lo que necesitaban los jugadores en el año 1978 para alucinar con un videojuego. Space Invaders tiene el honor de ser uno de los primeros matamarcianos de la historia. Y aunque creas que no, si lo juegas hoy todavía puede ser muy adictivo.

5. Asteroids (1979)

Asteroids fue otro de los juegos desarrollados por Atari que marcaron una época a finales de los 70, cuando la compañía japonesa era la que dominaba el sector. Su principal novedad respecto a otros arcades de naves era que el vehículo podría girar a favor y en contra de la dirección horaria y desplazarse en cualquier dirección. El jugador debía resistir en una lluvia de asteroides que amenazaban con destruir su nave al menor despiste.

6. Galaxian (1979)

Ya os habréis dado cuenta de que los matamarcianos eran uno de los géneros preferidos por los jugadores en esta época. Otro de los juegos de mayor éxito fue Galaxian, desarrollado por Namco. Era una especie de evolución del Asteroids, con un concepto similar, pero con mejores gráficos, mayor variedad en el diseño y patrones de los enemigos y sensación de avance por la pantalla.

Mejores juegos arcade de los 80

Los años 80 vivieron el boom de las salas de juegos. Sin embargo, también fue una década que tuvo momentos convulsos para la industria, sobre todo después del enorme fracaso del videojuego E.T. y de la poca calidad de los producto que salían para las consolas domésticas. Sin embargo, los juegos de recreativa se recuperaron del mazazo, y de qué manera. Veamos cuáles fueron algunas de las mejores recreativas de los 80.

7. Pacman (1980)

¿Quién no conoce al “comecocos“? Con un planteamiento tan simple, se convirtió en uno de los juegos más adictivos jamás creados. El planteamiento era simple: comer todas las bolitas de la pantalla y encontrar la salida del nivel, intentando que no te pillasen los fantasmas.

8. Frogger (1981)

Efectivamente, es el juego de la rana que ha de cruzar la carretera. Frogger puso a prueba la coordinación de los jugadores como no había hecho otro juego hasta el momento. A principio podría ser fácil, pero pronto el tráfico aumentaba hasta parecer un día laboral a las 8 de la mañana en Pekín.

9. Scramble (1981)

Este juego de Konami fue uno de los mejores juegos arcade shoot’em up del momento. Destacaba por sus vistosos y coloridos gráficos y por ofrecer un scroll lateral, al contrario que otros juegos anteriores como Space Invaders, Asteroid o Galaxian.

10. Galaga (1981)

Es el juego que Namco desarrolló como sucesor del gran Galaxian. El jugador debe controlar una nave que se enfrenta a todo un ejército de alienígenas con forma de insecto, que atacan en diferentes formaciones lanzándose como kamizakes hacia el jugador.

11. Donkey Kong (1981)

Mucha gente todavía cree que Mario fue el primer emblema de Nintendo. Sin embargo, el primer personaje que protagonizó un juego de la compañía fue Donkey Kong, aunque en este caso era el antagonista. El jugador tomaba el papel de Jumpman (que luego se convertiría en el famoso fontanero bigotón), que tenía que ascender por la pantalla esquivando los barriles que le tiraba Donkey Kong, hasta conseguir rescatar a la princesa Pauline.

12. Tempest (1981)

Un curioso matamarcianos en el que el jugador controla una nave que se puede por el extremo de la pantalla a través de diferentes segmentos. El objetivo era sobrevivir el mayor tiempo posible. Destacar que fue uno de los primeros juegos con selector de nivel de dificultad.

13. Pole Position (1982)

Pole Position, desarrollado por Namco, fue uno de los primeros intentos de realizar un juego de coches “realista”. Y lo cierto es que lo consiguieron, siempre y cuando tengamos en cuenta las limitaciones técnicas de la época. Sin duda, fue uno de los mejores juegos arcade de su tiempo, e imbatible en el género de conducción.

14. Dragon’s Lair (1983)

En una de las épocas más críticas de la historia de los videojuegos, Dragon’s Lair fue uno de los mejores exponentes. Una aventura con un apartado gráfico estilo dibujos animados que llamaba mucho la atención. Hoy en día su jugabilidad de ensayo-error está muy desfasada, pero a principios de los 80 sus gráficos ya eran suficiente para dejar con la boca abierta a cualquiera.

15. Tetris (1984)

Otro de los juegos arcade más conocidos de la historia. El juego fue creado por Alekséi Pázhitnov en 1984. Cualquiera pensaría que hoy es multimillonario, pero las cosas entonces no funcionaban como ahora. Sobra explicar de qué va Tetris. No quedará nadie que no haya jugado alguna vez.

16. 1942 (1984)

Un videojuego mata.mata en el que el jugador pilota un avión durante la Guerra del Pacífico, con el objetivo de vencer a la tropas japonesas. Ha de eliminar a los enemigos a lo largo de 4 fases divididas en 8 mundos. Cuenta con elementos como power ups (por ejemplo, dos aviones que escoltaban al del jugador) o enemigos de final de fase cada dos mundos.

17. Kung-Fu Master (1984)

Este beat’em up fue uno de los pioneros del género y sentó las bases que explotarían muchos juegos posteriores. Hoy en día ha envejecido bastante mal y está bastante lejos de otras joyas del género, pero hay que darle el crédito que le corresponde por ser uno de los primeros.

18. Ghosts’n Goblins (1985)

Sin duda, una de las mejores recreativas de la historia. La gracia del juego estaba en su mezcla de plataformas y beat’em up y, sobre todo, en su endiablada dificultad, algo que por otra parte era muy frecuente en esta época. Manejábamos al caballero Sir Arhur que se embarcaba en una peligrosa aventura en la que debía enfrentarse a zombies, fantasmas y todo tipo de monstruos, para rescatar a su amada.  Fue uno de los primeros juegos que trolleaba al jugador: cuando llegabas al final, había que repetir otra vez todo el recorrido con una dificultad todavía más alta si querías ver el final. Muy pocos jugadores en el mundo se lo habrán acabado con un solo crédito.

19. Space Harrier (1985)

Uno de los mejores juegos arcade de los años 80 fue este Space Harrier, diseñado por Yu Suzuki. Consistía en un shooter sobre raíles en el que el jugador avanzaba hacia al fondo de la pantalla, esquivando obstáculos y eliminando a los enemigos que le salían al paso. Inspiró otros juegos posteriores de SEGA como Panzer Dragoon.

20. Commando (1985)

Un shott’em up de avance vertical desarrollado por Capcom aprovechando el éxito de la película de Schwarzenegger del mismo nombre. El jugador encarna a un marine llamado Super Joe que ha de sobrevivir en la jungla sin ayuda de nadie y abatiendo a todo un ejército enemigo.

21. Gauntlet (1985)

Una especie de hack and slash ambientado en un mudo de fantasía a lo ‘Dragones y mazmorras’, en el que el jugador debía eliminar a numerosos enemigos a lo largo de enrevesados calabozos. Fue uno de los primeros juegos arcade en permitir varios jugadores a la vez (hasta 4).

22. Bubble Bobble (1986)

En este conocido arcade de Taito tomábamos el control de dos simpáticos dragoncitos que debían eliminar la pantalla de enemigos antes de pasar de nivel. Para ello, los protagonistas, Bub y Bob, solo contaban con un arma: las burbujas que disparaban por su boca y atrapaban a los enemigos.

23. Altered Beast (1986)

Un beat’em up muy atípico diseñado por Makoto Uchida que cautivó a jugadores de todo el mundo por su calidad gráfica, en especial por el enorme tamaño de personajes y enemigos. Al jugar te dabas cuenta de que su dificultad era totalmente desmedida y que todo se basaba en el ensayo y error, pero en cualquier caso en aquella época fue impresionante.

24. Arkanoid (1986)

El juego de Taito se inspiró en Breakout (1976) para ofrecer a los jugadores una versión más moderna y adictiva de aquel. La premisa seguía siendo la misma: desplazar horizontalmente una barra en el inferior de la pantalla con el objetivo de golpear la bola y destruir los bloques de la parte superior.

25. Out Run (1986)

¿A quién no le gustaría conducir un Ferrari a 300 km/h acompañado por una rubia despampanante? El genio de SEGA, Yu Suzuki, hizo realidad nuestros sueños con este juego que, a día de hoy, sigue siendo considerado como una de las mejores juegos arcade de conducción de la historia. Uno de sus grandes alicientes eran las diferentes rutas que se podían tomar a lo largo del recorrido, lo que añadía variedad y duración al juego.

26. Double Dragon (1987)

A finales de los 80 y hasta principios de los 90 se popularizaron los juegos de “yo contra el barrio“. Diseñado por Technos y distribuido por Taito, Double Dragon es uno de los grandes exponentes del género beat’em up. Se considera como una sucesor no oficial del juego Renegades, también de Technos Japan.

27. Black Tiger (1987)

Black Tiger está considerado como uno de los mejores juegos arcade de plataformas y acción de finales de los 80. Fue desarrollado por Capcom y obtuvo un notable éxito en los salones recreativos. Encarnábamos a un vikingo que debía avanzar a lo largo de niveles repletos de plataformas, trampas y enemigos.

28. Shinobi (1987)

En este juego desarrollado por SEGA manejábamos al un ninja llamado Joe Musashi que tenía que enfrentarse a los esbirros de la organización Zeed. Tuvo numerosas secuelas a lo largo de los años, conocidas como la saga Shinobi, pero solo Shadow Dancer tuvo versión para máquinas recreativas.

29. Contra (1987)

Contra fue uno de los primeros juegos que nos hizo sentir como verdaderos “rambos”. Este ‘run and gun‘ de Konami destaca por su elevadísima dificultad… y por ser más mega adictivo. En él tomábamos el papel de los comandos Bill Rizer y Lance Bean con el objetivo de derrocar los planes de la organización Red Falcon. Por el camino, teníamos que eliminar a un sinfín de enemigos y esquivar torrentes de balas.

30. Operation Wolf (1987)

Operation Wolf es un shooter desarrollado por Taito en el que el jugador manejaba una pistola de luz que simulaba a una ametralladora. El objetivo era rescatar a 5 prisioneros de un campo de concentración. Se le puede considerar uno de los padres de juegos posteriores como Virtua Cop o Time Crisis. Es uno de los arcade más porteado a videoconsolas domésticas de todos los tiempos.

31. Super Hang-On (1987)

Este juego de motos de SEGA es la secuela de otro de los mejores juegos arcade de la historia, Hang-On. El objetivo era simple: subirnos a la moto y pasar de tramos llegando a tiempo a los checkpoints. Para ello teníamos que sortear endiabladas curvas a gran velocidad y tener cuidado de no chocar con el resto de competidores. Y cuando decimos subirnos a la moto, lo hacemos en sentido literal, ya que el juego incorporaba un espectacular mueble con el que nos sentíamos verdaderos pilotos.

32. After Burner (1987)

After Burner es un shooter desarrollado por SEGA en el que el jugador maneja un F-14 Tomcat. El avión avanza hacia el fondo de la pantalla eliminando enemigos, al estilo de Space Harrier o de la saga Starfox. Uno de sus grandes atractivos era el mueble presente en algunas salas de juegos, que tenía una cabina rotatoria.

33. R-Type (1987)

Este  título desarrollado por Irem está considerado como uno de los mejores juegos arcade del género matamarcianos. Destaca por su acción desenfrenada, los atractivos escenarios y, sobre todo, el fastuoso diseño de sus enemigos finales. Ha tenido numerosas secuelas para recreativas y videoconsolas domésticas.

34. Rastan Saga (1987)

Un juego de acción y desplazamiento lateral desarrollado por Taito y ambientado en un mundo de fantasía. En él controlamos a una especie de Conan el Bárbaro que se adentra en una aventura para acabar con un maligno dragón. A lo largo del recorrido habrá que hacer frente a numerosos enemigos, muchos de ellos basados en criaturas mitológicas.

35. Ninja Gaiden (1988)

Ojalá todos los que dicen que los Ninja Gaiden modernos son muy difíciles se enfrentasen al juego original. Eso sí que era u verdadero infierno. A pesar de su dificultad aplastante, el juego de Tecmo llamaba la atención de cualquier jugador por su ambientación y calidad gráfica.  A destacar una de las mejores intros de aquellos tiempos. Cualquiera que se atreviera a encarnar a Ryu Hayabusa en su aventura en América para encontrar a su padre debía de estar preparado para sufrir de lo lindo.

36. New Zealand Story (1988)

De nuevo, Taito logró un importante éxito con este simpático arcade de plataformas en el que controlamos a un kiwi que debe avanzar por laberínticos escenarios ambientados en Nueva Zelanda. El objetivo de Tiki, que así se llama el kiwi protagonista, es encontrar a un kiwi prisionero para poder avanzar al siguiente nivel.

37. Cabal (1988)

Cabal, desarrollado por TAD Corporation, fue uno de los mejores juegos arcade de acción de su época. El jugador controlaba a un comando desde una vista trasera al personaje. Una de las grandes particulares del videojuego era que el jugador podía moverse o disparar, pero no hacer las dos cosas a la vez.

38. Power Drift (1988)

A finales de los 80 los arcades de coches todavía no habían alcanzado su máximo esplendor.  Power Drift, de SEGA fue uno de los primeros, con permiso de Out Run que empezó a llamar la atención de los jugadores. No era perfecto, ni mucho menos. Era casi incontrolable y la dificultad muy elevada. Pero todos aquellos que lo probaran en su tiempo seguro que recuerdan el vértigo que sintieron al pilotar por sus carreteras llenas de subidas bajas y peraltes.

39. Golden Axe (1989)

Videojuego de SEGA diseñado para ejecutarse sobre la placa System 16. Era un beat’em up ambientado en un mundo de fantasía medieval, espada y brujería, y que podía parecer que tenía ciertos elementos roleros, aunque luego en realidad su desarrollo era lineal.

40. Teenage Mutant Ninja Turtles (1989)

Las Tortugas Ninja, muy populares por aquel entonces, también protagonizaron su propio beat’em up. Obtuvo un gran éxito en las salas de juegos gracias a su gran calidad y al tirón de sus protagonistas Michelangelo, Raphael, Donatello y Leonardo.

41. Final Fight (1989)

Sin duda, uno de los títulos más conocidos de la historia y uno de los mejores juegos arcade Yo contra el barrio. Ambientada en una ciudad ficticia llamada Metro City, en este beat’em up teníamos que ponernos en la piel de Cody, Guy o Haggar para salvar a la hija del alcalde Haggar de las garras de la organización criminal Mad Gear.

42. Pang (1989)

El Pang es una de las mejores recreativas de todos los tiempos por derecho propio. Con un planteamiento tan simple como limpiar la pantalla de globos a base de disparos, Capcom creó uno de los juegos más adictivos que se recuerdan. Sus secuelas añadieron más variedad de pantallas y otras novedades como diferentes personajes con distintos tipos de disparos (¿quién no recuerda a Don Tacos o Captain Hog de Pang 3?

43. Toki (1989)

Toki fue un juego de acción y plataformas que tuvo un gran éxito gracias al carisma de su protagonista: una especie de mono u hombre prehistórico que escupía bolas de fuego por la boca. Controlábamos a Toki a lo largo de niveles llenos de plataformas y enemigos, para salvar a su amada Miho de un temible hechicero.

44. Shadow Dancer (1989)

La continuación de Shinobi ofrecía la misma acción pero más variedad y unos gráficos digitalizados mucho más vistosos. Tuvo conversiones para Master System, Commodore 64. Amstrad, Amiga o Spectrum, además de una adaptación para Mega Drive.

45. Strider (1989)

Strider fue un juego de plataformas y acción de scroll lateral que destacó por su original estilo de juego, su música y sus cuidados gráficos. Supuso uno de los mayores éxitos de Capcom hasta la aparición de Street Fighter 2.

Mejores juegos arcade de los 90

Los 90 fueron una época de cambio en los videojuegos. Las máquinas recreativas fueron las pioneras en ir pasando de los tradicionales juegos de sprites a los gráficos poligonales. Gran parte de culpa la tuvieron compañías como SEGA o Namco. A continuación hacemos un repaso por las mejores recreativas de los 90.

46. Snow Bros (1990)

En este arcade de Toaplan controlábamos a un personaje que disparaba nieve por la boca. Cuando estas acertaban en un enemigo, éste se convertía en una bola de nieve. Si empujábamos la bola, arrasaba con los enemigos que se encontrara a su paso. ¿Muy similar a Bubble Bobble? Sí. ¿Y qué? Era igual de adictivo.

47. Gals Panic (1990)

Gals Panic fue un título en principio orientado hacia un público adulto. El juego consistía en manejar un puntero con el que ir descubriendo poco a poco la imagen del fondo de la pantalla, que consistía en un señorita ligera de ropa. Evidentemente, no era tan simple como parece, ya que cada pantalla también tenía un enemigo que crecía de tamaño y nos disparaba continuamente, dificultando nuestro avance.

48. R-360 (1990)

Durante mucho tiempo fue considerada la recreativa más espectacular de la historia. Lo que llamaba la atención era el mueble que SEGA había construido. Una especie de nave que era capaz de rotar en todas las direcciones. Los que se atrevían a entrar disfrutaban de un juego bastante pobre, pero una experiencia alucinante. Provocó no pocos mareos y vómitos.

49. The Simpsons Arcade Game (1991)

La familia más famosa de la televisión también fue protagonista de este exitoso arcade. Podíamos controlar a los cuatro miembros principales de la familia Simpson, a excepción de Maggie, cada uno con sus propia habilidad. El mueble de la recreativa permitía hasta 4 jugadores simultáneos.

50. Three Wonders (1991)

Un juego para salones recreativos desarrollado por Capcom sobre la placa CPS-1. Su mayor aliciente era que en realidad se trataba de tres juegos en uno: un juego de plataformas al estilo Ghost n’ Goblins, un shooter y uno estilo puzzle. Destacaba por su gran calidad gráfica y jugabilidad.

51. Joe & Mac: Caveman Ninja (1991)

Data East fue la creadora de este arcade de scroll lateral en el que controlábamos a Joe y Mac, dos trogloditas que debían salvar a sus mujeres e hijos de unos Neandertales que habían saqueado su poblado mientras se encontraban cazando.

52. Tumblepop (1991)

Continuamos con otra de las joyas que Data East diseñó para los salones arcade. En este caso es un juego de plataformas que mezcla elementos de otros títulos como Snow Bros o Pang.

53. The King of Dragons (1991)

En este beat’em up podíamos escoger entre 5 personajes para viajar al reino de Malus y librarlo del dragón rojo Gildiss y sus hordas de monstruos.

54. Knights of the Round (1991)

En este puesto nos encontramos con otro beat’em up de scroll lateral desarrollado por Capcom y ambientado libremente en la Leyenda del Rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda.

55. Captain Commando (1991)

Captain Commando fue un beat’em up desarrollado por Capcom que se convirtió en uno de los más famosos a principios de los años 90. La principal razón era su acción desenfrenada y, sobre todo, sus variopintos personajes, entre los que destacaba un bebé manejando un mecha o una momia alienígena.

56. Sunset Riders (1991)

En este videojuego arcade desarrollado por Konami y ambientado en el lejano oeste tomábamos el control de uno (entre cuatro para elegir) cazarrecompensas que debía eliminar a multitud de forajidos a lo largo de los niveles, hasta llegar a los jefes finales. Una especie de ‘Contra’ ambientado en el oeste y con menor énfasis en los saltos. Al igual que en el juego de los comandos, la dificultad era elevada.

57. Street Fighter 2 (1991)

¿Qué decir de Street Fighter 2? Sin lugar a dudas, uno de los mejores juegos arcade de lucha de toda la historia. Y la más famosa. Su excelsa jugabilidad sigue estando vigente hoy en día. Todos sus personajes han pasado a la historia: Ryu, Ken, Guile, Chun-Li, Blanka, Dhalsim, Zangief, Honda, Balrog, Vega, Sahat y Mr Bison. Su enorme éxito incluso dio lugar a una película protagonizada por Jean Claude Van Damme. Sí, es cierto, la pelicula era malísima, pero vista hoy en día te puede echar unas buenas risas.

58. Fatal Fury (1991)

Una de las grandes recreativas de lucha de la historia. Una saga que pugnaba con The King of Fighters por ser la saga emblemática del género de peleas en SNK. En realidad, la rivalidad no era tal, puesto que ambos juegos eran de la misma compañía y compartían luchadores de su rooster.

59. Terminator 2: Judgement Day (1991)

En unos tiempos en los que las adaptaciones de películas a videojuegos solían dejar mucho que desear, la recreativa de Terminator 2 fue una de las excepciones a la regla. Un beat’em up de gran calidad que hacía honor a una de las mejores películas de acción de todos los tiempos.

60. X-Men (1992)

Los X-Men o La Patrulla X, como se la conocía por aquellos tiempos en nuestro país, también fueron protagonistas de su propio beat’em up. Muy vistoso, divertido y nos daba la oportunidad de ponernos en la piel de nuestros héroes favoritos de Marvel.

61. Art of Fighting (1992)

Un juego de lucha protagonizado por dos de los grandes personajes de SNK como eran Robert García y Ryo Sakazaki. Como en todo juego de peleas el objetivo era derrotar a los oponentes uno a uno hasta llegar al enemigo final, Mr. Karate. Lo cierto es que tuvo bastante fama y dio lugar a varias secuelas. Pero la realidad es que nunca llegó a la calidad de otras sagas de SNK como King of Fighters o Fatal Fury.

62. Aerofighters (1992)

Aerofighters es uno de los mejores juegos arcade de principios de los 90. Fue desarrollado por Video System. Era un juego de aviones de scroll vertical en el que el jugador manejaba a un avión de uno de los cuatro países seleccionables (EE.UU, Japón, Inglaterra o Suecia) a lo largo de siete territorios enemigos, cada uno con su boss de final de fase.

63. Super Sidekicks (1992)

Un juego de fútbol que, como todo lo que salía para SNK, apostaba de forma descarada por un estilo arcade.  Cualquier parecido con os juegos de fútbol de ahora como los FIFA o los PES es pura coincidencia. Aquí no importaba el realismo ni que las caras de los futbolistas se parecieran a los de la realidad. Lo único que contaba era meter más goles que el rival, fuera de la forma que fuera.

64. Mortal Kombat (1992)

Otro de los juegos de lucha 1vs1 más famosos y polémicos de la historia. Fue la respuesta de Midway al éxito de Street Fighter 2. En este caso, la compañía optó por un concepto totalmente distinto, apostando por los gráficos digitalizados. Pero si por algo pasó a la historia Mortal Kombat fue por la violencia que mostraba en pantalla, sobre todo en los ‘Fatalities‘, movimientos finales que liquidaban al enemigo con un golpe de gracia. Mortal Kombat 2 era mejor y bien podría haber formado parte de esta lista, pero nos quedamos con el primero por lo que significó.

65. Asterix (1992)

El conocido personaje de las historietas tuvo su propio beat’em up a principios de los 90 gracias a Konami. Y lo cierto es que tuvo bastante éxito gracias a su variado desarrollo, el carisma de sus personajes y un sentido del humor similar al de los comics.

66. Virtua Racing (1992)

A principios de los 90 las compañías de videojuegos empezaban a apostar por los gráficos poligonales en lugar de los tradicionales sprites. Una de las pioneras fue SEGA, que en aquellos años siempre estaba en la vanguardia. Uno de los primeros juegos que hizo gala de los gráficos creados con polígonos fue Virtua Racing, y supuso todo un shock para los jugadores. Hoy en día es un juego de coches que más bien parece un amasijo de polígonos planos y sin textura. Pero creedme, en aquella época fue algo increíble.

67. Soccer Brawl (1992)

Un juego que mezclaba fútbol y golpes. Se desarrolla en un futuro donde las reglas del fútbol han sido modificadas para permitir altos grados de violencia. Cada equipo está formado por 7 jugadores y el objetivo es marcar goles, sin importar lo que le pase al contrario.

68. NBA Jam (1993)

Un juego de baloncesto 2 VS 2 desarrollado por Midway (los mismos que el Mortal Kombat). Como era habitual en esta época, las capacidades técnicas no permitían representar partidos de forma realista, por lo que se apostaba por un estilo arcade, en el que los satos y mates espectaculares eran los auténticos protagonistas.

69. Samuari Shodown (1993)

Puede que Samurai Shodown nunca tuviera la popularidad de Street Fighter 2, ni de otros juegos de lucha de SNK como The King of Fighters o Fatal Fury. Siempre se mantuvo en un segundo plano, pero consiguió hacerse con un importante núcleo de jugadores. Hasta el punto de que siguen saliendo títulos de la franquicia a día de hoy, el último en 2019.

70. Cadillacs & Dinosaurs (1993)

Uno de los juegos que siempre aparecen en las listas de mejores beat’em up de la historia. Y es que en aquella época lisarse a mamporros con los malos del barrio tenía un atractivo sin igual. Y ya, si había dinosaurios de por medio, ya era lo más.

71. Daytona USA (1993)

Un año después de la salida de Virtua Racing, SEGA demostró que podía hacerlo mucho mejor. Realmente, Daytona USA fue el primer juego de coches que mostraba de lo que de verdan eran capaces los juegos poligonales. La división de SEGA AM2 haría muchos otros juegos de calidad en los años siguientes, pero Dayton USA es, por derecho propio una de las mejores recreativas de coches de la historia.

72. World Rally Championship (1993)

En este caso vamos a barrer un poco para casa, y destacar a un juego de rallyes desarrollado por la compañía española Gaelco. En este arcade de perspectiva cenital teníamos que completar los tramos en menos de 60 segundos, fijándonos muy bien en las indicaciones que se nos daban antes de las curvas. Cabe decir que en un principio Carlos Sainz iba a figurar como la imagen del juego, pero finalmente no fue posible por alguna desavenencias.

73. Virtua Fighter (1993)

SEGA AM2 ya había demostrado de lo que era capaz con las recreativas de conducción en Virtua Racing y Daytona USA. Su siguiente golpe en la mesa fue Virtua Fighter, uno de los primeros juegos de lucha con gráficos poligonales. Aparte de sus gráficos, Virtua Fighter destacaba por un etilo de juego mucho más realista en el que no había lugar para las magias y todas las llaves y golpes eran reales. Por todo lo que supuso, Virtua Fighter siempre será uno de los mejores arcades de peleas de la historia.

74. Ridge Racer (1993)

Namco era una de las principales rivales de SEGA en los salones recreativos. Uno de los juegos que le dio fama fue Ridge Racer, desarrollada sobre su famosa placa System 22. Un arcade de conducción que destacaba por su increíbles gráficos. Años más tarde fue uno de los juegos abanderados en el lanzamiento de la primera Playstation, consola para la que vería hasta tres secuelas (Ridge Racer Revolution, Rage Racer y Ridge Racer Type 4). Sin duda, uno de los mejores arcades de conducción de la época.

75. Puzzle Bobble (1994)

Los dragoncitos del Bubble Bobble, siguen explotando pompas. Esta vez, nuestro objetivo como jugadores era disparar bolas de colores y lograr juntar un mínimo tres del mismo color para que esta explotaran. El techo de la pantalla iba bajando poco a poco, de manera que había que limpiar la pantalla de bolas antes de que llegasen al límite inferior. Un juego muy adictivo para un jugador, y no digamos ya los piques que se armaban en las partidas a dobles. Tuvo versiones para Playstation y Saturn bajo el nombre ‘Bust a move’. Uno de los mejores juegos arcade del género puzzle.

76. Windjammers (1994)

Probablemente, uno de los mayores sacacuartos de la historia de los salones recreativos. En este juego de SNK te convertías en uno de los jugadores de un deporte futurista, una especie mezcla de fútbol y voleibol con tiros especiales. El juego era espectacular y muy adictivo, pero tenía una pega: duraba menos que un suspiro.

77. Virtua Cop (1994)

A mediados de los años 90 SEGA se había coronado ya como la auténtica reina de las salas de juegos. También fue una de las culpables de que se pusieran de moda los juegos de disparos con pistola, por culpa (bendita culpa) de este Virtua Cop. Espectacular gráficamente y muy divertido, Virtua Cop ponía a prueba nuestra puntería y nuestros reflejos como nunca antes. Su segunda entrega salió poco después y mejoraba aún más lo visto en su predecesor.  Tanto este juego como su secuela también vieron la luz en consolas domésticas, en concreto en la SEGA Saturn. Sobre decir que es uno de los mejores juegos arcade de disparos jamás creados.

78. Killer Instinct (1994)

RARE pegó un verdadero pelotazo en los salones recreativos con Killer Instinct. Este juego de lucha destacaba por su vistoso gráficos, sus originales personajes y, sobre todo, por sus impresionantes combos. También intentaba seguir la estela de Mortal Kombat con el añadido de golpes finales, pero no eran tan bestias como en el juego de Midway.

79. Cruis’n USA (1994)

La inclusión de Cruis’n USA en esta lista seguramente sea algo polémica, ya que hubo arcades de coches mucho más espectaculares. Sin embargo, Cruis’n USA tuvo muchísimo éxito gracias a su propuesta, que apostaba por la un planteamiento totalmente arcade que buscaba la máxima diversión por encima de gráficos realistas. Tuvo versiones para Nintendo 64, aunque no eran nada del otro mundo.

80. Sega Rally (1994)

En su máxima plenitud, SEGA decidió que lo que habían hecho con Daytona USA no era suficiente y lo podrían mejorar. El resultado fue este SEGA Rally, sin lugar a dudas uno de los mejores juegos arcade de la historia. Incluso hoy en día luce razonablemente bien. Los gráficos eran espectaculares y el control una delicia. Un juego que marcó una época en los salones de juegos. Su secuela, SEGA Rally 2, también voló la mente de los jugadores con sus increíbles gráficos. Lo malo era que costaba 100 pesetas de la época cuando una partida a un juego normal costaba solo 25 ptas.

81. Time Crisis (1995)

Como ya hemos mencionado, a mediados de los 90 había una guerra abierta entre SEGA y Namco por ver quién era la reina de los salones recreativos. Si SEGA sacaba un bombazo en un género determinado, ahí estaba Namco para darle la réplica. Time Crisis fue la respuesta de la compañía a Virtua Cop. El planteamiento era el mismo, pero el juego de Namco incorporaba una novedad jugable muy interesante: la posibilidad de pisar un pedal para ponerse a cubierto y recargar el cargador de nuestro arma.

82. Tekken 2 (1995)

De nuevo, volvemos a la guerra SEGA-Namco. Virtua Fighter era en aquellos tiempos la recreativa de lucha más conocida, pero Namco demostró con Tekken que también tenía mucho que decir en este género. Su secuela, Tekken 2 superó incluso a la secuela de Virtua Fighter, y fue el que realmente empezó a forjar la leyenda de Tekken. La tercera entrega ya fue el summun, una de las mejores recreativas de lucha 1vs1 de la historia, y también uno de los mejores juegos del catálogo de la primera PSX.

83. Manx TT (1995)

SEGA AM3 y AM4 fueron las encargadas de diseñar conjuntamente este Manx TT, una de las mejores juegos arcade de motos de todos los tiempos. Su espíritu bebía del Daytona USA, con una clara concepción arcade. Fue porteado con discreto éxito a la SEGA Saturn.

84. The House of the Dead (1996)

Ante la competencia de Time Crisis, SEGA decidió diversificar sus juegos de disparos para ofrecer otras alternativas a los jugadores. El resultado fue este The House of the Dead, un arcade de disparos con pistola frenético y con una ambientación terrorífica. Lo único que le podemos echar en cara es que su éxito provocó la aparición de una adaptación cinematográfica con el mismo nombre, dirigida por Uwe Boll, y que está considerada como una de las peores películas de la historia con todo merecimiento.

85. Neo Turf Masters (1996)

¿Quién dijo NEO GEO solo tenía buenos juegos de lucha? ¿Quién iba a pensar que un juego de golf podía ser tan divertido? Neo Turf Masters es un juego desarrollado por NAZCA que funciona con la precisión de un reloj suizo. Su perfecta jugabilidad solo es comparable a lo inmisericorde que era con el jugador. Todo aquel que lo haya jugado recordará algunas frases emblemáticas de la comentarista, como el mítico “On the greeeeennn”.  A un servidor le gustaban los retos y siempre elegía a Fernando Almeida, el personaje con mejor drive y peor putt.

86. Metal Slug (1996)

Otro juego de NAZCA Corporation para NEO GEO que tuvo un gran apogeo en los salones recreativos. En él encarnábamos a unos rambos que debían enfrentarse a un grupo terrorista conocido como “La Rebelión”.  A lo largo de sus pantallas deberíamos enfrentarnos a miles de enemigos a pie y montados en tanques. Destacaba por su variedad de armas, sus increíbles gráficos, su sentido del humor y, cómo no, su gran nivel de dificultad.

87. Police Trainer (1996)

A mediados-finales de los años 90 se hizo muy popular este juego que invitaba a los jugadores a demostrar que estaban preparados para convertirse en un auténtico policía. Pero nada de pruebas físicas o exámenes psicotécnicos. Aquí de lo que se trataba era de demostrar nuestra habilidad con la pistola. Se componía de diversas pruebas de dificultad creciente que ponían a prueba la puntería y la agudeza visual: dianas móviles, reconocimiento de patrones de colores, rapidez de disparo… Todo para ir ascendiendo de rango a lo largo de 6 niveles hasta llegar a ser Comisarios.

88. Virtua Striker 2 (1997)

SEGA había dejado perplejos a los asiduos a los salones recreativos con Virtua Striker, uno de los primeros juegos de fútbol en lucir gráficos poligonales espectaculares (para la época). Pero Virtua Striker 2 ya eran palabras mayores. Sus gráficos impresionantes o la posibilidad de marcar goles espectaculares (que además la máquina puntuaba para mostrar el mejor gol del día)  eran alguno de sus mayores alicientes. Puede que fuera difícil dar más de dos pases seguidos, y que hubiera mucho trucos para marcar gol sin que el rival pudiera evitarlo. Pero aún así, menudo vicio… Su versión para Dreamcast no hizo justicia a la recreativa. Uno de los mejores juegos arcade de fútbol, y para muchos simplemente el mejor.

89. The Lost World: Jurassic Park (1997)

Una de las últimas IP de disparos que tuvo éxito en los salones recreativos. Nos invitaba a adentrarnos en el mundo de la película “Parque Jurásico” y lucía unos gráficos increíbles para el época. Sin embargo, también es cierto que los jugadores se quejaron de que había ocasiones en las que no se podía hacer nada por evitar perder vidas.

90. King of Fighters ’98 (1998)

Todos los King of Fighters son increíbles, pero a nuestro juicio la versión ’98 es la mejor. Los piques que se formaban en las salas de juegos eran épicos. La característica distintiva del juego era que podías escoger a tres luchadores, que se enfrentaban por turnos a otros tres del equipo rival. Cuando un luchador era vencido, se tomaba control del siguiente, mientras que el oponente mantenía la vida restante (en realidad se le recargaba un poco). Mi trío de luchadores era Iory, Benimaru y Ralph o Kyo Kusanagi, ¿y el tuyo?

91. Dance Dance Revolution (1998)

Como dice su propio nombre, Dance Dance Revolution supuso una verdadera revolución en las salas recreativas. Puede que el concepto de juego de baile no tuviera tanto éxito en Europa y Estados Unidos, pero en Japón se convirtió en un verdadero furor, que sigue hasta el día de hoy.

92. Radikal Bikers (1998)

De nuevo nos vamos a permitir una pequeña licencia. Puede que Radikal Bikers no sea una de as mejores recreativas de la historia, pero es otro de los juegos emblemáticos desarrollados por la legendaria compañía española Gaelco. El juego de los pizzeros, como se le solía conocer, nos invitaba a convertirnos en un repartidor de pizzas que debía llegar a su destino en un tiempo limitado, esquivando el tráfico y cogiendo power ups que le ayudaban en su recorrido. Tuvo una época de esplendor corta pero muy intensa.

93. Soul Calibur (1998)

Namco puede presumir de haber desarrollado algunas de las mejores recreativas de la historia. No tuvieron bastante con Tekken en el género de la lucha, y decidieron cambiar de estilo con Soul Edge, un arcade de peleas 1vs1 que se caracterizaba por el uso de armas. Si bien Soul Edge (Soul Blade en su versión de PS1) fue un verdadero bombazo, el gran golpe de la mesa lo dieron con su secuela. Este Soul Calibur fue, durante muchos años, el mejor juego arcade de lucha de la historia, y aún hoy en día no hay muchos que le superen en espectacularidad gráfica y jugabilidad. Tuvo una adaptación para Dreamcast también impresionante.

94. Virtua tennis (1999)

Los juegos de tenis nunca habían tenido mucho éxito ni en recreativas ni en videoconsolas de sobremesa… hasta que llegó Virtua Tennis. Uno de los mejores juegos arcade deportivos de la historia, ya no solo en el género de los deportes, sino en general. Su secuela Virtua Tennis 2 fue todavía mejor, pero creo que es justo que sea la primera parte quien forme parte de la lista. Yo siempre me elegía a Kefalnikov.

95. Crazy Taxi (1999)

Otro juego que tuvo un enorme boom en las salas de juegos fue este Crazy Taxi. ¿Quién sino SEGA iba a conseguir que fuera divertido trabajar de taxista? Teníamos que recoger clientes y llevarlos a su destino antes de que se acabara el tiempo. Obviamente, el recorrido estaba lleno de tráfico, trampas, atajos, etc. El juego se jugaba de pie, pero el mueble incorporaba volante, palanca de cambios y pedal.

96. Silent Scope (1999)

Uno de los últimos grandes juegos de disparos para salones arcade, al estilo de Virtua Cop o Time Crisis. En este caso nos poníamos en la piel de un francotirador que tenía que acertar a los enemigos a gran distancia. Un radar nos indicaba la posición de los “malos”, por lo que era tan importante tener buena puntería como ser rápido y hábil a la hora de detectar la posición de los enemigos.

Mejores juegos arcade años 2000

Con las salas arcade dando sus últimos coletazos, salvo en Japón, las máquinas recreativas empezaron a vivir su particular ocaso. Aún así hay algunos juegos que merece la pena destacar.

97. Ikaruga (2001)

Este bullet storm llevó la dificultad en los matamarcianos al máximo exponente. La peculiaridad del juego de Treasure era que tanto la propia nave como los enemigos tenía dos polaridades. blanca y negra. El jugador debe cambiar entre ambas polaridades para hacer daño a las naves enemigas o evitar que los disparos enemigos afecten a su nave. Ha tenido versiones para diversas consolas domésticas.

98. Initial D Arcade Stage (2001)

Initial D es un popular manga japonés creado en 1995 que ha dado lugar a numerosas películas y videojuegos. En todos ellos, el drifting es el protagonista y el Toyota GT86 el coche emblemático. La recreativa más conocida de la saga es este Initial D Arcade Stage, que invita a los jugadores a hacer drifting por las reviradas carreteras de montaña de Japón.

99. Rage of the Dragons (2002)

Siendo sinceros, a finales de los años 90 la popularidad de las salas de juegos comenzó a decaer, salvo en Japón donde todavía son una de las principales alternativos de ocio. Por ello, juegos como este Rage of Dragons no han tenido ni mucho menos el éxito global que otros títulos de la lista. Sin embargo, queremos incluir a Rage of Dragons como un exponente de los juegos de lucha en 2D del siglo XXI, un género que ha ido cayendo en el olvido, pero que durante muchos años, hace no tanto tiempo, fue el rey de los salones recreativos.

100. Pong (1972)

Terminamos regresando al origen de todo, uno de los juegos que mostró a todo el público la capacidad que podían tener los videojuegos. Fue uno de los juegos que causó mayor impacto en la industria y desató las primeras peleas por copyright y derechos comerciales, como la que llevó a Atari a tener que pagar 700.000 euros a Magnavox.

En definitiva, para nosotros estos han sido los mejores juegos arcade de la historia. Seguro que tú recuerdas algún otro que se nos ha quedado en el tintero y que te hizo pasar horas y horas de diversión. Es posible que no estén todos los que son, pero son todos los que están.

Related Posts

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Privacy & Cookies Policy